Vizcaya

El saber sí ocupa lugar

Ante lo desconocido, sentimientos como el rechazo o el miedo se despiertan. Si no son identificados estos sentimientos podemos encontrarnos paralizados y no tomar ninguna decisión, y en sí misma la decisión ha sido tomada. El inmovilismo no te llevará a ningún lugar.

La mayor parte de las personas se siente indefensa ante aquello que desconoce, si además le sumamos la falta de herramientas básicas necesarias para paliar dicho desconocimiento y la falta de confianza que ha generado el sector financiero por la mala praxis, el resultado es la parálisis. 

Aquello que marca la diferencia, no son tanto las circunstancias que acontecen y nos rodean, sino más bien, como nos enfrentamos a dichas situaciones. Desde que estallara la crisis financiera son muchísimos los acontecimientos dentro del sector financiero que apoyan el miedo y la desconfianza que apoderados del consumidor. 

Las famosas “clausulas suelo”, incluidas en las hipotecas de la mayor parte de entidades, fueron declaradas como abusivas por parte de la justicia, en la mayor parte de los casos. Fue necesario demostrar que el hipotecado desconocía exactamente qué suponía aceptar dicha clausula para que el juez dictara a favor de los afectados. 

Otro de los argumentos de peso que avala la desproporcionalidad de dichas clausulas, es que la “clausula techo” ante una hipotética subida de los tipos de interés se situaba en un 14% de media, hecho evidentemente que las entidades sabían que no se iba a producir. Sin embargo, que el Euribor podía caer por debajo del 2% si era algo que manejaban como un hecho más que probable, de ahí que la mayor parte de las clausulas suelo hipotecarias se situasen en torno a 2,25 %. 

Es importante que el ciudadano se implique en su propia Planificación Financiera. La mejor forma de recuperar la confianza necesaria es saber. Cuando una persona posee información (que no opinión), sus decisiones se basan en pilares solidos sobre los que poder construir, las decisiones se toman con la seguridad que te aporta el saber que estás haciendo lo correcto en base a tus circunstancias concretas, sabes que no estás equivocado. 

Para aclarar lo confuso, en Barymont organizamos diferentes actividades para que nuestros clientes aprendan los conceptos básicos que les permitan recuperar la soberanía de su vida financiera. 

Saber es importante. La educación es libertad en cualquier ámbito de la vida. En las finanzas tanto o más. Para evitar el abuso, aclarar lo confuso. Y para aclarar lo confuso infórmate e inscríbete a una de nuestras Conferencias de Planificación Financiera gratuitas que se imparten por toda la geografía nacional.

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Deseo recibir más información